Jueves, 07 de febrero de 2008


Todos los días daba un pequeño paseo para llegar desde la casa en que vivía, en Barakaldo, hasta la plaza de Urbinaga, en Sestao, donde se hallaba la escuela. Había dedicado 37 años a la enseñanza y, al tiempo de jubilarse, sus alumnos decidieron ofrecerle un merecido homenaje que se celebró el 2 de septiembre de 1923, en los locales de las escuelas de Rebonza.

También quisieron expresar su reconocimiento al viejo maestro el ayuntamiento de Sestao, y la “Unión de Jóvenes Maestros” , y la "Asociación Nacional de Magisterio”, y otros muchos. Dieron su nombre a las escuelas de Urbinaga, de las que había sido su director, y hoy aún se le recuerda con la calle que lleva su nombre, sita en el mencionado barrio de Rebonza.

Algunos de sus hijos, y de María López, su mujer, también optaron por dedicarse a la enseñanza.






Goio Bañales

 


Publicado por negrodehumo @ 21:44  | MAESTRAS
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Juan Manuel Grijalvo
Viernes, 15 de febrero de 2008 | 0:12
Muchas gracias por publicar este texto, Pongo un enlace desde

http://www.grijalvo.com/articulos/ybf_Grijalvo_Grijalva_Grijalba_y_Grijalbo.htm

Cordialmente

Juan Manuel Grijalvo
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 04 de junio de 2008 | 19:45
Marcos era hermano de mi abuelo, Manuel Grijalvo del que he heredado nombre, apellido y honradez.