Lunes, 10 de marzo de 2008






Al comenzar a insertar las páginas con vecinos y vecinas de Portugalete dejé apuntado que una de las características más reseñables de esta villa era la de tratarse de un lugar con gran atracción para la población del entorno y que, por esa razón, era frecuente ver familias que se asentaban y permanecían en ella únicamente durante una o dos generaciones y luego desaparecían y otras familias que se establecían de forma continuada. Este es, precisamente, el caso de los Larrazabal, que comentaré a continuación.

Juan Miguel de Larrazabal (b.1651 f.1682) era natural de Getxo, hijo de Juan de Larrazabal y de su mujer en segundas nupcias María Ochoa de Ybarguren; nieto paterno de Domingo de Larrazabal y de María de Ormaza Argaluza y materno de Martín de Ybarguren y María Juanes de Ybarguren Menchaca. Se avecindó en Portugalete al contraer matrimonio con la portugaluja María Antonia de Basualdo y Moreno de Tejada (b. 1653 Portugalete), hija de Juan de Basualdo y Zerro y Marina Moreno de Tejada. Son apellidos, casi todos ellos, que no suenan en siglos anteriores en Portugalete pero que se harán frecuentes en el XVII y posteriores.

Juan Miguel de Larrazabal otorgó testamento poco antes de morir, en el año 1682, con tan solo 31 años, dejando dos hijos, Juan y Antonio de Larrazabal Basualdo, nacidos en 1676 y 1678 respectivamente, ambos bautizados en la parroquial de Santa María de Portugalete.


Antonio de Larrazabal Basualdo (b. 1678 Portugalete), con el que continuaremos, siguió la carrera militar y muy pronto fue trasladado con el grado de capitán de dragones a Buenos Aires, donde fijó su vecindad. Fue teniente de gobernador, Justicia Mayor, Juez de Apelaciones por nombramiento de la Real Audiencia de las Charcas y maestre de campo general. Casó en Buenos Aires, el año 1704, con Agustina de Abellaneda (b. 1684 B. Aires), hija de Gaspar de Abellaneda, capitán de dragones del presidio de Buenos Aires, tesorero de la Santa Cruzada, alcalde perpetuo y alférez real de Buenos Aires, que era natural de Sopuerta, y de Maria Luisa de Labayen. Era nieto por la línea paterna de Gerónimo de Abellaneda y María Ruiz de Gauna y por la materna de Pedro de Labayen y Marirano (Mari Arano) de Bertiz, originarios de Lesaka, en el valle de Bertizarra, en Nafarroa.
Del matrimonio Larrazabal-Abellaneda nacieron: 1. Marcos José, con el que seguiremos más adelante. 2. Juana María (b. 1707 B. Aires), que casó en primeras nupcias en 1728 en Perú con el coronel Juan Gregorio de Otálora Unzola, de cuyo matrimonio nació el también futuro coronel José Antonio de Otálora, y en segundas con José Antonio de Iturriaga Elorza. 3. Manuela Úrsula (o Manuela Francisca, no conozco el nombre con seguridad) quien casó en primeras nupcias con José Fernández de la Cruz, y en segundas, el año 1758, con Gerónimo de Matorras y Cires, hijo de Andrés Matorras y Ana de Cires, que fue gobernador de Tucumán, y que era primo hermano de Gregoria de Matorras, madre del Libertador José Francisco de San Martín, a quien volveremos a mencionar algo más adelante.  4. Ana Francisca, que casó en 1731 con Martín José de Echauri, capitán de dragones, gobernador del Paraguay. 5. Tomasa, que casó en primeras nupcias con Martín de Arraiz y en segundas con Pedro de Aoiz y la Torre. 6. Francisco de Larrazabal.

Antes de centrarnos en Marcos José de Larrazabal cabe destacar que una descendiente de Tomasa de Larrazabal, llamada Remedios de Escalada, fue la esposa del Libertador José Francisco de San Martín y Matorras. Remedios era hija de José de Escalada y Sarria y de Tomasa de la Quintana Aoiz, y esta última era hija del brigadier y coronel del regimiento de dragones de Buenos Aires José Ignacio de la Quintana y Riglós y de Martina de Aoiz y Larrazabal (b. 1746 B. Aires), la cual fue hija de los antes mencionados Pedro de Aoiz y Tomasa de Larrazabal. En esta misma rama familiar descendió el brigadier Hilarión de la Quintana y Aoiz (1774-1843), otro de los libertadores, héroe de Chacabuco y Maipú, del que puede hallarse abundante información en internet.



José Francisco de San Martín Matorras

La mayor parte de estos datos están sacados del Archivo Histórico Nacional, donde se hallan dos expedientes de pruebas de acceso a la orden de caballeros de Santiago, promovidos por Marcos José de Larrazabal (A.H.N. OM. Exp. 4331 y N. 7250) el año 1742. En ellos dio conocimiento de su genealogía presentando, con testimonios notariales numerosas copias de documentos tomados tanto en los archivos eclesiásticos como en los de ayuntamiento, correspondientes a los municipios de Getxo, Portugalete, Lesaka y Sopuerta. También presentó copias completas de los testamentos de Juan Miguel de Larrazabal, su abuelo, Juan de Larrazabal, su bisabuelo, de Gerónimo de Abellaneda y María Ruiz de Gauna, Gaspar de Abellaneda y de Juan de Basualdo. Los documentos se hallan digitalizados por lo que pueden consultarse en internet en la página de Archivos Españoles en Red.

Marcos José de Larrazabal y Abellaneda también presentó en el año 1783 una relación de méritos, con la solicitud de ascenso a brigadier (A. G. Simancas, SGU, 6803, 36). Por ella sabemos que había servido en el ejército durante 58 años. Su primer destino fue en la provincia de Tucumán, en la que hizo dos entradas al Gran Chaco, sirviendo en ella por espacio de 7 años hasta que fue nombrado capitán de la compañía de los llamados Blandengues, en los fuertes de Miraflores y Orcones; allí permaneció hasta el año 1739, en que pasó brevemente a Europa. En 1740 se le concedió una compañía de dragones del presidio de Buenos Aires y, desde el año 1747 fue nombrado gobernador de Paraguay con el grado de coronel. Cuando asumió este cargo la provincia se hallaba en guerra y la pacificó totalmente en menos de tres años de campañas. Los dos cabildos de Paraguay dieron noticia de este hecho a Su Magestad quien, en recompensa, le nombró virrey interino del Rio de la Plata hasta que vacase su poseedor, el coronel Vega, hecho que se dio el año 1761 en el que Marcos José de Larrazabal asumió el virreinato. También, en este tiempo, puso en uso la fábrica de tabaco de Paraguay.
El año 1751 fundó el pueblo de San Fernando de Abipones, frente a la ciudad de Corrientes; y al año siguiente fundó los de Tarama y San Joaquín, de indios caimoas, sobre el Tiriquari, a 30 leguas del de Casapá y Yuti, que eran de guaraníes.
Además de otras campañas menores destacó en la mantenida contra los portugueses bajo las órdenes del virrey Pedro de Ceballos.
Marcos José de Larrazabal casó en primeras nupcias con Mariana de Arrascaeta, hija del elgoibartarra Antonio de Arrascaeta, maestre de campo, y de María Ferrerira de Acevedo. No me consta que tuviese descendencia. El año 1750 contrajo matrimonio en segundas nupcias, en Buenos Aires, con Josefa Leocadia de la Quintana y Riglós, hija del bilbaíno Nicolás de la Quintana Echebarria (b. 1693) y de Leocadia Francisca de Riglós Torres Gaete, de los cuales hemos mencionado con anterioridad otro hijo, José Ignacio de la Quintana, abuelo materno de Remedios de Escalada, mujer del Libertador. El matrimonio Larrazabal-Quintana procreó a 1. Mariano Ignacio (b. 1752) que fue teniente coronel; casó con María Josefa de la Trinidad Aspiazu (b. 1761) 2. Antonio, que fue capitán de las milicias de Córdoba de Tucumán. 3. Juana María (b. 1763) que casó en 1782 con Rafael de Sobremonte, marqués de Sobremonte, brigadier y virrey del Río de la Plata. En internet puede hallarse alguna página sobre ella -la segunda virreina criolla- y su acusada necesidad de "aparentar".



Firma de Marcos José de Larrazabal, gobernador y capitán general de Paraguay, virrey de Buenos Aires.



Firma de Mariano de Larrazábal.

Los enlaces matrimoniales de los Larrazabal y de sus descendientes han dado lugar a muchas líneas que tal vez tengamos ocasión de retomar en otro momento. En cualquier caso vuelven a servirnos como disculpa para seguir buscando vínculos de parentesco con miles de indo-hispanoamericanos y, a través de ellos, hacer más fuertes los lazos de amistad que nos unen y que las palabras "aquí" y "allí" no signifiquen más distancia que la del espacio.

 

En Argentina se han publicado muchos libros que citan a los Larrazabal, pero la mayoría tienen ya unos años y son imposibles de conseguir aquí. Aunque no sea más que en pequeños fragmentos en Google, en libros, se puede encontrar algo:

Diccionario biográfico colonial argentino. Autor: Enrique Udaondo. 1945.
Vida de San Martín en Buenos Aires. Autor: Héctor Juan Piccinali. 1984.
Los americanos en las órdenes nobiliarias. Autor: Guillermo Lohman Villena. 1993.
Apuntes biogenealógicos para un padrón de habitantes del Río de la Plata. Autor: Hugo Fernández de Burzaco y Barrios. 1991.
Historia genealógica de los virreyes del Río de la Plata. Autor: Gonzalo Demaría y otros. 2001.
The basque diáspora. Autor: Willian A. Douglass. 2.000
Genealogía, hombres de mayo. 1961
Instituto argentino de Ciencias Genealógicas. 1961.



 

Goio Bañales


Publicado por negrodehumo @ 22:50  | GRUPOS FAMILIARES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios