Viernes, 25 de abril de 2008

Con el alistamiento voluntario de la gente de mar existente en los Concejos de Somorrostro en el año 1718 se pretendía conseguir que se cumpliesen los cupos mínimos de hombres que habían correspondido a cada concejo para servir en la armada. A Muskiz le tocaba contribuir con 20 artilleros, 17 marineros, 2 grumetes y un paje, pero la falta de recursos humanos le impedía asumir su cuota.

Todos los vecinos de los Cuatro Concejos se reunieron en la ermita de la Magdalena, en la jurisdicción de Muskiz, con la intención de analizar la situación y, en caso de que no se pudiese llegar al número establecido de forma voluntaria, realizar un sorteo. Se trataba de una situación extrema, fruto de la necesidad de recursos humanos que tenía Felipe V, inmerso desde el año anterior en lamentables guerras contra varios países europeos. Sin embargo, Muskiz ya estaba cumpliendo sobradamente: 33 de los 147 marinos existentes en el concejo se hallaban en servicio del rey. Además, otros 56 andaban en distintas navegaciones fuera del reino y en Canarias, incluidos 6 capitanes. Solo quedaban libres en el municipio 28 marineros, pero 8 de ellos estaban exentos por la edad, otro enfermo y dos eran regidores. También había 29 capitanes con sus navíos, pero estos se descartaban pues existía la costumbre generalizada de que no entrasen en los sorteos.

El listado correspondiente de marinos, capitanes y situación particular de cada uno lo incluí en el artículo anterior.

 

De una simple lectura y comparación de los números se extrae la imposiblidad casi total  de que se pudiesen servir las plazas. Juan de Chabarría, juez comisionado para ejecutar el alistamiento, pospuso la reunión para otra que con posterioridad se hizo en Las Carreras. Pero tampoco en esta segunda oportunidad hubo nadie dispuesto a inscribirse voluntariamente. Entonces se decidió que se realizaría el sorteo en base a un listado de marinos que se había tomado del año anterior.

En primer lugar copiaré esa lista, en la que figuran los nombres y edades de todos los marinos de los Cuatro Concejos de Somorrostro en 1717, y, para finalizar, apuntaré cómo se resolvió el asunto.

 



Vista de la ermita del Socorro, en Pobeia.


LISTA DE MARINOS EXISTENTES EN LOS CUATRO CONCEJOS EN 1717.

 

Antonio del Puerto, regidor, 24 años, marinero (en adelante los que no lleven algún comentario indicando lo contrario se consideran marineros).

Martín del Balle, 50 años.

Antonio de Luyando, 34 años.

Domingo de Pucheta, 40 años.

Marcos del Puerto, 55 años.

Juan de la Sierra, 30 años.

Francisco de Arizaga, 36 años.

José de San Martín, 34 años.

Diego de la Quadra, 52 años.

Pedro de Medrano, 54 años.

Francisco de la Quadra, capitán, que lo es de su fragata, ausente en Indias, 40 años.

Antonio de Llano y el Valle, 58 años.

Juan Antonio de la Quadra, 46 años.

Bizente de Abanto, 50 años.

Juan del Manzanal y Lezama, 25 años.

Antonio de Llano, menor, 24 años.

Pedro del Manzanal Sopeña, capitán, 56 años.

José Hernández, 20 años.

Juan Ignacio Hernández, hermano del anterior, 22 años.

Pedro de Llano, 20 años.

Cristóbal de Llano, hermano del anterior, ambos ausentes en Buenos Aires. 28 años.

Juan de San Martín, 30 años. Ausente al servico de S.M.

Mateo de las Muñecas, regidor, 54 años.

Gregorio de Treto, 54 años.

Julián de Medrano, 50 años.

Domingo del Cotarro, 15 años.

Diego de Sarachaga, 64 años.

Bizente de Treto, 18 años.

Mateo de Vallivián, 65 años.

Andrés Merino, 40 años.

Antonio de San Fuentes, 18 años.

Francisco de Santelizes, 30 años, en servicio de S.M.

Pedro de Montaño, 40 años, en servicio de S.M.

Antonio de Sopeña, 40 años.

Pedro de Alaba, 56 años.

Pedro de Pucheta, 28 años, en servico de S.M.

José de las Muñecas, 18 años, en servicio de S.M.

Francisco de Ynchaurraga, 50 años.

Damián de la Barrieta, 18 años.

Antonio de la Bodega, regidor, 40 años.

Francisco de Medrano, 47 años.

Juan de Medrano, 32 años.

Pedro de la Quadra, 46 años.

Juan de la Zendexa, 47 años.

Francisco de Llano, 60 años.

Martín del Muente, 52 años.

Bartolomé de Alaba, 60 años.

Pedro de Sopeña, 59 años.

Manuel del Muente, 32 años. Ausente en la navegación del Norte.

Martín de Sopeña, 30 años. Ausente en la navegación del Norte.

Simón de Sopeña, 50 años.

Antonio de Fonzerrada, 40 años, ausente.

Antonio de Treto, 37 años.

Marcos del Valle, 57 años, ausente.

Francisco de Llano y Villar, 40 años.

Andrés del Enzinal, 40 años. Ausente en la navegación del Norte.

Gregorio de Medrano, 50 años.

Francisco de Montaño, 21 años. En servicio de S.M.

Pedro de Medrano, 22 años. En servicio de S.M.

Pedro Calbo, 30 años. Ausente en la navegación del Norte.

Martín de la Quadra, 42 años.

Manuel González, 32 años.

Sebastián González, 44 años.

Agustín de Llnao, 40 años.

Juan Antonio de Sarachaga, 28 años. Ausente en la navegación del Norte.

Juan de Murrieta, 34 años. Ausente en la navegación del Norte.

Martín de Murrieta, 62 años.

Antonio de la Barzena, 30 años.

Juan de Achiga, 27 años.

Pedro de Llano, 59 años.

Marcos de Ochoa, 30 años.

Juan de Vallibián, 27 años.

José de Bustillo, 30 años. Ausente en la navegación en Indias.

Domingo de Diliz, 48 años.

Julián de Arroyos, 45 años.

Francisco de Fonzerrada, 65 años.

Jorge de San Llorente, 50 años.

Domingo de Sopeña, 30 años. Ausente en la navegación en la carrera de Indias.

Antonio de Murrieta, 23 años. Ausente en servicio de S.M.

Pedro de Avellanedo, 40 años. En servicio de S.M.

José de Diliz, 20 años. En servicio de S.M.

Tomás de San Martín, 42 años. En servicio de S.M.

Vicente de Pucheta, 40 años. En servicio de S.M.

Antonio de Pucheta, 17 años. Hijo del anterior. En servicio de S.M.

Ventura de Villanueba, 26 años. En servicio de S.M.

Andrés de Salzedo, 27 años. En servicio de S.M.

Julián de Llano, 37 años. En servicio de S.M.

Francisco de Murrieta, 24 años. En servicio de S.M.

Vicente de Musques, 30 años.

Juan de Llano y Valle, 50 años.

Juan de Llano y la Quintana, 34 años. Ausente.

Antonio de la Barzena, mayor, 70 años.

Francisco de Santelices, 20 años. Ausente.

Juan de Llano Manzanal, 26 años.

Andrés de Fonzerrada, 50 años.

Antonio de Llano y Villar, 34 años.

Juán de Lubián.

Pedro de Loredo, 58 años.

Andrés del Enzinal, 52 años.

Julián de Llano y el Valle, 50 años.

José de Llano, 36 años.

Sebastián de Sopeña, 56 años.

Juan de la Bodega, 44 años. En navegación en el Norte.

Antonio de la Barzena, menor, 36 años.

Juan Ignacio de Lubián, 28 años.

Vizente de Llano, 30 años. En servicio de S.M.

Martín Galíndez, 24 años.

Antonio de Sopeña, 20 años.

Juan de Puerto, 54 años.

Julián del Calbo, 40 años.

Antonio del Barco, 54 años. Ausente en el Norte.

Nicolás del Barco, 58 años.

Jorge de Urquijo, 30 años.

Diego de España,30 años.

Gregorio de Santelizes, 30 años.

Simón del Valle, 45 años.

José de Puerto, 34 años.

Pedro de Larrea, 62 años.

Juan de Puerto y España, 64 años.

Martín de la Questa, 66 años.

Román de la Questa, 56 años.

Francisco del Enzinal, 60 años.

Lorenzo de Puerto, 42 años.

Manuel de Valle, 40 años.

Julián de la Sota, 40 años.

Pedro de Medrano, 34 años.

José de la Questa y el Pedregal, 22 años.

Domingo de Puerto, 62 años.

Francisco de Larrea, 54 años.

Santiago de Larrea, 30 años.

Juan del Valle, 50 años.

Juan de Pereda, 30 años.

Tomás de Pucheta, 50 años.

Juan de la Fuente, 26 años.

Nicolás de San Martín, 20 años.

Vicente de los Campos, 29 años.

José González, 48 años.

Roque González, 20 años.

Vicente del Valle, 30 años.

Diego del Valle, 44 años. En servicio de S.M.

José Calbo, 30 años.

Martín de la Valle, 30 años.

 

 

Cañaverales en Pobeia, en Muskiz.


Antonio de Chabarria, el juez de comisión, se dirigió a todos los reunidos en Las Carreras pidiéndoles de mil formas que no diesen pie al sorteo y que se alistasen voluntariamente. Que no se dijese que quienes tan ciegamente se habían dedicado en todas las ocasiones a servir al rey en sus armadas incurrían ahora en la nota del sorteo. Terminó expresando que daría a cada voluntario 12 ducados sobre la paga.

Francisco de Medrano, vecino de Muskiz, dijo que él había servido como artillero y contramaestre en repetidas ocasiones y que se alistaría si se le consideraba más que marinero.

Luego Francisco de Arizaga dijo que él también se alistaría si se le consederaba más que marinero y artillero piloto.

Siguieron en la lista:

Juan de Medrano y Musques, por artillero.

Antonio del Enzinal y el Castaño, por marinero.

Mateo de las Muñecas Calbo, por marinero.

Juan de la Sierra y Sopuerta, por artillero.

Juan de Sopeña, por grumete.

Juan de la Bodega y Llano, por grumete.

Marcos de Puerto y la Quadra, por grumete.

 

Resultaban 9 plazas que sumadas a otras 12 que ya había sumaban 21. Pero aún faltaban varios y se decidió dar paso al sorteo. Hubo alguna voz que avisó que si sorteaba y salían en suertes ausentes o fugitivos sería imposible hacer el servicio. Amenaza o realidad el caso es que el juez decidió suspender las diligencias en vista de que no había en el concejo tantos marinos como se necesitaban.

 

 

 

 

 

Goio Bañales.

 

 

 

 


Publicado por negrodehumo @ 9:18  | MARINOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios