Lunes, 05 de mayo de 2008


En septiembre del año 1635 Martín Pérez de Zaballa, veterano capitán de mar y guerra en varios navíos de la armada real, presentó la relación escrita de los servicios que había prestado a lo largo de 40 años de vida militar. El documento es extenso, pero, como era práctica bastante habitual, el interesado omitió decir de dónde era natural.

En principio parece no ofrecer dudas de tratarse del capitán portugalujo del mismo nombre, que aparece documentado en diversos archivos entre los legajos correspondientes a aquellos años. Pero existe alguna posibilidad de que pudiese tratarse de otro personaje que, con idéntico nombre, fue coetáneo del de Portugalete. El caso es que, a pesar de haber cotejado toda la documentación posible, no he conseguido determinar con total seguridad que el autor de aquella hoja de servicios y el capitán portugalujo fuesen una misma persona, aunque tampoco he hallado ningún otro que, aún teniendo el mismo nombre, tuviera más opciones de serlo.

Primero resumiré los servicios realizados por el capitán Martín Pérez de Zaballa y, a continuación, apuntaré los pros y contras que encuentro para atribuírselos al que fue natural de Portugalete.


 

 

Méritos y servicios del capitán de mar y guerra Martín Pérez de Zaballa:

- Comenzó hacia el año 1595, en la armada del general Martín de Vallecilla, en las ocasiones en que aquel, siendo capitán de la "capitana real", salió al canal de Inglaterra para apresar navíos e informarse de los movimientos enemigos (actividad que se definía eufemísticamente como "tomar lengua"). Se halló presente en "rendir diferentes navíos de guerra y mercantes que se tomaron peleando", y resultó herido en uno de los abordajes. Sirvió como capitán de uno de los barcos apresados.
- En el año 1599 habiendo acudido con la armada a Las Terceras con el general Martín de Bertendona suplió la falta del piloto de la capitana, que se indispuso, y después sirvió de capitán de una charrúa de guerra, y de esta fue promovido a capitán del galeón Santa Águeda.
- El año 1607 se halló sirviendo en el puerto de Portugalete, asistiendo a la construcción de navíos que se hicieron para la armada real, y en particular del galeón Buen Jesús, que estuvo a punto de perderse en la barra y se salvó gracias al socorro que le procuró, remolcándole con un cable tirado por gente cuyos sueldos costeó él mismo.
- Navegó en navíos que fabricó a su costa en las levas de marinos que se hicieron con gente de mar para la armada, y en uno de ellos llevó a la gente de mar de Bizkaia al Pasaje.
- Desde junio de 1619 sirvió de capitán del galeón San Nicolás, de la "escuadra de Vizcaya", llevando a su orden la gente de mar y tierra.
-Desde diciembre de 1619 don Fadrique de Toledo le nombró capitán de la almiranta de dicha "escuadra de Vizcaya", al tiempo que tuvo a su cargo el gobierno de una compañía, así navegando como alojada.
- El año 1622, en consideración a sus servicios y a que sus hermanos Juan y Simón de Zaballa murieron sirviendo en la armada, se le asignaron 20 escudos de entretenimiento.
- Desde entonces sirvió de capitán de diferentes navíos: el mismo año de 1622 como capitán del Santa Teresa, de la armada, cargo que mantuvo hasta el 1625. Se halló en la batalla de Brasil contra los holandeses, aunque no pudo tomar parte en la acción por haber encallado. En 1626 salió con la armada por la bahía de Cádiz y teniendo licencia para acudir a la corte se enteró de que Oquendo iba a socorrer a Mámora (plaza en la costa africana que se hallaba cercada por los turcos) dejó de usar el permiso y sirvió en dicho viaje hasta que, victoriosos, volvieron a Cádiz (la armada regresó en 1627).
- Desde el año 1628 sirvió en la armada de navíos del duque de Maqueda por capitán de mar y guerra de uno de los galeones, hallándose en diferentes ocasiones en peleas contra el enemigo.
- Desde diciembre de 1629 fue proveído por capitán de uno de los cuatro galeones con los que se acrecentó la "armada de la guarda de Indias".
- En 1630 se le nombró capitán de mar y guerra de uno de los galeones de la escuadra aprestada en Cantabria por el general Francisco de Acevedo, para lo cual levantó una compañía de infantería que llevó al Pasaje y luego navegó sirviendo de capitán del Santiago.
- Se juntó con la escuadra del general Francisco de Rivera en A Coruña y de allí pasó a Flandes el año 1631, llevando la infantería de Galicia y Cantabria, asistiendo dos invernadas en el puerto de Mardique.
- La infanta, en consideración de sus servicios, le dio título de consejero de guerra de los estados de Flandes. Fue nombrado capitán del galeón San Juan, con el que entró en Lisboa formando parte de la escuadra del general Gaspar de Carasa en el año 1633.
. En abril de 1634 se le nombró capitán de uno de los galeones de "armada de la Carrera de Indias" que dicho año fueron a La Plata a cargo de Antonio de Oquendo, quien le asignó el galeón San Felipe, almiranta de la flota de Tierra Firme. Y habiendo vuelto a estos reinos se le dio licencia para ausentarse del servicio.

 

Hasta aquí llegaba la relación de los servicios de este capitán que, como vemos, tienen lugar entre los años 1595-1635. El problema para atribuírselos al Martín Pérez de Zaballa, que fue natural de Portugalete, es que existen, al menos, otras dos familias en distintos lugares de la geografía vasca que también tuvieron el mismo nombre. Una línea corresponde a los Pérez de Zaballa de la villa de Bilbao, dedicados, como el portugalujo, a la navegación y que se encuentran documentados con cierta frecuencia a los largo de los siglos XVI y XVII con algún que otro Martín entre sus miembros. Otra línea se halla representada por los Pérez de Zaballa originarios de Azpeitia, de los que su principal exponente fue el capitán Martín Pérez de Zaballa y Lasao, del que sabemos que había nacido en Azpeitia hacia 1560, que el año 1593 reclutó 300 infantes en Gipuzkoa con un gasto de más de 4.000 ducados de su propia hacienda, y que había casado en dos ocasiones, la primera en 1586 con María de Irureta y la segunda con Catalina de Idiaquez y Aramburu.
A favor de unos y otros se halla la coincidencia en el nombre, en la ocupación y en el tiempo aunque, en el caso de los de Bilbao, si bien se les menciona como capitanes de mar no conozco ninguna referencia a un Martín que desarrollase su actividad en la milicia. Más difícil de descartar es el capitán azpeitiarra, aunque tiene en su contra el que en su hoja de servicios no constase aquella aportación de soldados y de dinero propio que he mencionado.
Aún podría aparecer alguna línea más porque el apellido Zaballa es muy abundante, o un documento que corrija o confirme las especulaciones que podamos hacer, pero, entre tanto, no estará de más apuntar los datos de que disponemos, analizarlos y esperar a que algún documento aún no consultado nos de la pista definitiva en uno u otro sentido.


 

Batalla entre barcos españoles y holandeses. Museo Marítimo de Londres.

Los Zaballa fueron una de las familias más relevantes de la sociedad portugaluja de los siglos XV, XVI y comienzos del XVII, pero posteriormente desaparecieron como si nunca hubiesen existido.
La línea principal del linaje podía vanagloriarse de que varios de sus integrantes hubiesen gozado de los más altos puestos de representación en la villa; fueron alcaldes, regidores y notarios... Su vivienda era una casa-torre, amplia, pues tenía su heredad anexa a ella. Sus enlaces matrimoniales respondían a su posición social... Es decir, que cada vez que encontramos una referencia a ellos se constata la idea de que gozaban de todos los elementos necesarios para destacar. Sin embargo, se trata de una de las familias más reticentes a la hora de dejar huella documental de su presencia.

Siguiendo una costumbre, cuyo inicio es imposible determinar en el tiempo, bautizaban siempre con el nombre de "Martín Pérez" a su primogénito. Añadido esto al hecho de mantuviesen en propiedad, generación tras generación, el oficio de escribano público nos permite situar a los Martín Pérez de Zaballa, continuándose de uno en otro, al menos desde comienzos del siglo XV para terminar, justamente, en el capitán Martín Pérez de Zaballa, en quien recaía el oficio pero que, debido a su condición de militar, lo mantuvo durante unos años arrendado a Domingo de Zubiaga y, finalmente, lo vendió al general Cristóbal del Mello.

Hallamos a un escribano que respondía al nombre de Martín Pérez de Zaballa que nació en Portugalete en el año 1492, y que fue padre de otro escribano, del mismo nombre a quien encontramos realizando el mismo oficio a finales del siglo XVI. Este último, o en todo caso un hijo de mismo nombre, es el que podemos hallar citado como marido de María García de Capetillo. De este matrimonio descienden los Zaballa que nos interesan en este caso. Fueron progenitores de:

1. Juan de Zaballa Capetillo, bautizado en 1580 en Portugalete. No se encuentran referencias suyas en años posteriores. Ya hemos visto que el capitán Martín Pérez de Zaballa decía en su hoja de méritos que era hermano de un Juan y de un Simón de Zaballa, los cuales habían perdido la vida sirviendo en la armada real. Este Juan de Zaballa confirma en parte ese apunte, pero no he conseguido hallar en Portugalete referencias a ningún Simón de Zaballa. Eso sí, hay un Simón de Zaballa, vecino de los concejos Santa Juliana de Abanto y de Trapagaran, que figura documentalmente a comienzos del XVII; pero no nos sirve más que como reseña porque no se indica parentesco con los Zaballa de Portugalete.


Hubo, en las mismas fechas, otro Juan de Zaballa, vecino de Portugalete, que se hallaba casado con María de Sestao, y que fueron padres de otro Juan de Zaballa, bautizado en Portugalete en 1616; aquel, aunque por las fechas pudiese coincidir con el que falleciese sirviendo en la armada, puede, seguramente, descartarse porque en 1619 se le menciona con el oficio de zapatero.

2. Francisco de Zaballa Capetillo, capitán (fallecido en Chile el año 1647). A este lo hallamos en el Archivo Foral de Bizkaia en un documento que se remite al año 1614. En aquellas fechas se hallaba ausente en Indias. Otorgó una escritura de poder a favor de su esposa, Antonia de Olalde, para que pudiese seguir en su nombre las acciones judiciales necesarias para que reclamase a sus hermanos, Martín Pérez de Zaballa y María Urtíz de Zaballa, la parte que le correspondía en la herencia de sus padres, Martín Pérez de Zaballa y María García de Capetillo, y también la que le correspondiese de su hermana Ana Pérez de Zaballa y Capetillo, posiblemente difunta.
Este Francisco de Zaballa es un personaje tan curioso que por el momento obviaré cualquier comentario para referirme a él en un artículo posterior.

3. Ana Pérez de Zaballa Capetillo. Como he señalado arriba Francisco de Zaballa reclamó la parte de la herencia que le correspondía de sus padres y de su hermana, Ana Pérez de Zaballa, por lo cual debemos suponer que falleció sin descendencia, quedando sus propiedades en poder de sus hermanos y hermanas.

4. María Urtiz de Zaballa Capetillo. La encontramos documentada en varios legajos. Contrajo matrimonio en Portugalete, el año 1604, con Pedro del Casal.

5. Martín Pérez de Zaballa Capetillo (nacido hacia 1570, fallecido en 1636). Capitán. Escribano del número de Portugalete, oficio que, como queda apuntado, vendió al general Cristóbal del Mello. Contrajo matrimonio con Inés de Musques Capetillo, con quien sabemos que se hallaba casado en el año 1611, la cual era hija de Martín de Musques y las Llanas (n. 1544) y de Teresa de Capetillo Ugarte. Fueron padres de Antonia de Zaballa, que casó con el abogado de los Reales Concejos Antonio de San Martín, los cuales fueron padres de Martín (n. 1630), Juan Antonio (n. 1638, cura en Portugalete), y Luisa de San Martín Zaballa (que casó en 1650 con José de Mena y la Torre).

Se trata, posiblemente, del mismo Martín Pérez de Zaballa que en 1617 contrajo matrimonio -en las que serían sus segundas nupcias- con María del Casal Salazar, hija de Juan del Casal Salazar y Catalina Urtíz de Bilbao Leguizamón; matrimonio que concluyó sin descendencia a tenor de la declaración que en ese sentido se recoge en el testamento de dicha María del Casal, fechado en el año 1629, en el que indica que no tuvo hijos ni hijas.

Para complicar un poco más las cosas hallamos, también en Portugalete, a un Martín Pérez de Zaballa, citado como marido de Beatríz de las Llanas. De tratarse del personaje que buscamos estaríamos ante un tercer matrimonio. Ella era viuda de Pedro de Rasines, en quien había tenido tres hijos, Pedro (n. 1609 f. 1632 en Flandes. Casó con Antonia del Río), Ana María (n. 1608 f. 1648) y Beatriz de Rasines.

Este capitán coincide perfectamente en las fechas con el capitán Martín Pérez de Zaballa que escribió la hoja de méritos. Desgraciadamente, debido a su oficio, los largos periodos de tiempo en que permaneció alejado de Portugalete evitaron que interviniese de manera frecuente en la documentación que se generó en aquella época, de ahí que casi todas las referencias a su persona son debidas a terceras personas que lo citan y que nos dan pequeñas pistas para situarlo. Por otra parte no podía ser de otra forma pues, el documento en el que se recogen sus servicios no dejaba prácticamente periodos libres y, de haberlo encontrado presente en Portugalete en cualquiera de los años en que aseguraba haber estado sirviendo lo hubiese descartado inmediatamente.

El hecho de que durante un tiempo se hallase en Portugalete ocupado en la construcción de navíos es otro pequeño apoyo a favor de la idea de que, a falta de un candidato más idóneo, fuese al Martín Pérez de Zaballa, originario de Portugalete a quien debieran adjudicarse los servicios relatados al comienzo.


 


 

Goio Bañales


 

 

 


Publicado por negrodehumo @ 0:31  | MARINOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios