Mi?rcoles, 17 de septiembre de 2008




EL NOTICIERO BILBAINO

Viernes, 26 Setiembre de 1902

 

"LA MENDICIDAD EN PORTUGALETE.

 

Problema complejo es el que hay que tratar en este artículo y que requiere su resolución enérgica en las autoridades y actividad en los encargados de cumplir las órdenes que emanan de la superioridad.

Sentado en este principio, vamos a hablar de la necesidad de evitar la postulación pública.

Cuando el cólera de 1855 invadió nuestra villa, las autoridades y particulares tomaron el buen acuerdo de establecer el comedor económico, el que desde 1º de Noviembre del citado año viene funcionando con regularidad, suministrando al pobre una comida nutritiva compuesta de un abundante y bien condimentado rancho de habichuelas con garbanzo, verduras con garbanzo, y otras veces habas, etc., con pan de primera, de 400 gramos de peso, y un trozo de tocino y carne, esto a diario; que hay muchos días que, ora por ser solemnes, ora por ser fiesta, ora por otra causa, ya el párroco, ya un particular, les da su cuartillo de vino y una chuleta de un cuarto de kilo por ración. Estas raciones, debidamente vigiladas, se sostienen con la cuestación que semanal o mensualmente hacen los vecinos, además de las limosnas que las personas caritativas de la colonia veraniega hacen al retirarse a sus casas, y de esta suerte, estando el municipio para garantizar todo, se reparten por término medio 40 raciones por día, con más que en ciertos días de riguroso invierno hay personas caritativas que dan otro rancho extraordinario por las tardes. Por otra parte, la Conferencia de San Vicente de Paul, compuesta de muy respetables señores de la localidad, facilita a pobres enfermos leche, carne para caldo y otras sustancias nutritivas ordenadas por el médico que asiste a los pacientes, y otras veces, viendo necesidades que cubrir, dan habichuelas, pan, etc., de manera que el pobre residente en esta villa encuentra siempre alimento para su sostenimiento y medios de cubrir sus necesidades; de aquí el que pueda en Portugalete suprimirse la postulación pública o de puerta en puerta, evitando el espectáculo poco edificante que en ciertos días de la semanan se ve por las calles, de un enjambre de pordioseros, unos lisiados y otros sanos, pero todos con el santo fin de llevarse en el bolsillo cantidades que en vez de servir para sostener sus necesidades sirven para el vicio de la taberna, si es que so pretexto de pedir no se apoderan de lo ajeno, lo que hace poco sucedió en esta villa, que unos pordioseros escamotearon una aldaba de bronce y dos grandes tiradores del mismo metal, tratando de penetrar con malas artes y so pretexto de pedir una limosna en la casa; habiendo ya subido algunos peldaños de la escalera, y gracias al jardinero, se consiguió evitar mayor disgusto, que no se sabe a dónde podían haber llegado a no estar en casa este jardinero. Así que hoy, tal como está organizada la Sociedad de San Vicente y con el comedor económico, debe prohibirse por la autoridad la postulación pública. Verdad que se me puede decir que cada individuo es dueño de obrar conforme a sus deseos caritativos; pero debe tener en cuenta el que esto dice, que si bien cubren alguna necesidad, en cambio, sostienen sus vicios, pues muchos pobres, en vez de emplear la limosna en mantenerse, la convierten en medio de tomar licores, que por su calidad les dañan y no les benefician; así que estas personas caritativas podrían muy bien contribuir a que se aumentaran las raciones del comedor, o que pudieran mejor los señores dar por más días las raciones a los pobres, y como quiera que esto quedaba en Portugalete, y se da en especies, de ahí su mejor aprovechamiento para el pobre y el desvalido.

Estudie esta cuestión nuestro Ayuntamiento, prohíba esta pública postulación, aumente si es necesario el número de raciones y lo mismo hagan las señoras, y así se evitará el espectáculo que los viernes en especial se ve por nuestras calles.

Portugalete 27 Setiembre 1902

NIHIL"

 

 

Por la transcripción, Goio Bañales.






Publicado por negrodehumo @ 22:55  | GACETILLAS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios