Jueves, 30 de octubre de 2008



   El Señorío de Bizkaia mantuvo frecuentes disputas y pleitos con los bajeleros de Somorrostro intentando controlar las salidas de mineral que estos hacían desde sus puertos a ciertos paises foráneos con los que estaba prohibido el comercio y exportación de hierro. La necesidad de intervenir en los puertos mediante un representante propio que ejerciese las funciones de "aduana" llevó a la recuperación de la figura del alcalde billetero, que había sido el encargado de la administración y guarda de los puertos desde los que se exportaba el mineral. De paso, aprovechando la constitución de este cargo, se intentó ampliar sus funciones incluyendo, entre las atribuciones de dicho alcalde, ser administrador general de todas las veneras, en otras palabras, se pretendía que fuese el vehículo que utilizaría el Señorío para poder, de forma legal, intervenir en las minas de Somorrostro. Se trataba, en consecuencia, de un oficio que no podía en manera alguna ser bien visto por los vecinos de los puertos encartados.




Trabajo en una herrería del siglo XVI. Grabado de Jost Amman.


   La Junta General del Señorío que tuvo lugar en 24 de Noviembre de 1626, dio a los Diputados y Síndicos Generales la facultad de nombrar alcaldes billeteros y asignarles salario. Además, para ejercer su función, contarían con varios oficiales o "guardas".

   Como el problema era, precisamente, costear el salario del alcalde y el de sus oficiales se procuró la ayuda de la Junta de Ferrones de Bizkaia, pues serían ellos los principales beneficiarios de que el circuito del hierro se viera controlado y que de esa forma se evitase la competencia ejercida por las ferrerías gipuzkoanas, capaces de elaborar el hierro a un costo considerablemente menor.

  En Junio de 1627 se celebró en Zornotza la Junta de Ferrones, en la que se examinaron las características del cargo de "alcalde billetero" y concretaron la forma en que debía ser pagado, asumiendo que gran parte del salario debía ser costeado por la propia Junta. Los puntos aprobados fueron los siguientes:


   Primero: que "convenía hubiese vn alcalde aMinistrador general de Todas las Veneras deste dicho señorío y superyntendente de las goardas de todos sus puertos Qual aya de Residir y resida en la Villa y puerto de portugalete y de allá Acuda por su persona y sus ministros a las demás partes donde fuere necesario y quando lo pidiere. Y que tenga y ponga las goardas que fueren menester y en particular Uno que resida contínuamente en la venera y puerto de musquis."

   Segundo: "Que el tal alcalde Y aministrador a Y a de ser Vn cavallero prinçipal y honbre de entera satisfaçión y parte a eleçión y nombramiento del dicho señorío"

   Tercero: "Que El tal nombramiento aya de ser y sea por un año..."

   Cuarto: "que para El dicho administrador y sus guardas y su salario se den mil ducados en moneda corriente los quales se sitúen y señales en esta manera es a saber: que por cada Rº de cada zien quintales de vena que se enbarca en los puertos de portugalete y musquis para fuera, parte se den ochenta maravedís en moneda usual y corriente, y porque los dueños y señores de las ferrerías de tierra dentro que no se proven por la mar hes justo que ayuden al Veneficio Tan común que todos ynteresan, agan de estar y den de una vez mil y ducientos ducados para ponerlos en Renta que sea ayuda del dicho salario y costas que se hicieren conzerniente a la dicha aministraçión que según El conjunto que se hiçiere de las ferrerías mayores de tierra dentro, que son las Ynteresadas, viene a caver a cada una Veinte ducados más o menos, con que han de quedar libres y esentas para siempre salbo que si para El dicho salario y costas se acordare en algún tiempo subir los dichos maravedís de Registro."


    El alcalde billetero fue empleado por el Señorío como disculpa para intentar que, a través de la intervención de éste en los procesos y causas relacionadas con las minas, fuese reconocida su participación en los asuntos relacionados con la minería de Somorrostro, la cual le había sido reiteradamente negada por los encartados.





Goio Bañales

 


Publicado por negrodehumo @ 13:51  | PERSONAJES
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios